sábado, 17 de septiembre de 2011

El gato y la tostada


Después de una fructífera charla, llegamos a la conclusión de que si un gato cae parado y la tostada siempre cae del lado de la manteca: si un gato cae con una tostada en el lomo: va a caer de espaldas!

lógico!

7 comentarios:

Ed Ancelwood dijo...

que gran descubrimiento!

antonio dijo...

Se está asumiendo que el poder de la tostada es mayor que la del gato.
lo más lógico sería que caigan de costado, se desprenda la tostada, se le retuerza la espalda al gato o tal vez estas leyes sean más poderosas que la ley de gravedad y no caigan nunca.
lo más seguro es que el gato gire, se coma la tostada y caiga, no? en que mundo una tostada le ganaría a un gato?

ByTito dijo...

antonio... no se que decirte.... lo unico que se me ocurre, es agarrar mi dibujo y hacerlo papilla.

felpa dijo...

Claramente, el gato y la tostada giran sobre sí mismos infinitamente, en indetermiado titubeo.

Diego Martino dijo...

lo que me inquieta es la rigidez de las patas del felino, cayó tomuer?

Diego Martino dijo...

algo más: la tostada no está atada al lomo del gato, acá pasan cosas raras...

ByTito dijo...

martino: premio al detalle... me falto el hilo....